26 de agosto de 2007

Y que a la Seductra le sale lo "underground"

Sin queja alguna de los días invertidos en cama gracias a mis múltiples pesares, hace unos días llegó el fin de semana y con el, the itch. The itch to go out, cruise the city and party like an animal. Creo que a todos nos ha pasado. Por lo menos a mi me llega y lo siento en los poros. La necesidad de sacar los tacones, el rimmel, los cigarros y el escote es tan fuerte que sucumbo con gusto. Llegan las noches de farra y hay que sacarles provecho.

El viernes después de muchas vueltas de logística fiestera, aterricé en lo que para mi y otros miembros destacados de la sociedad noctámbula se ha convertido en Cheers. Everybody knows your name, para bien y para mal. Aunque creo que no voy a volver en algún tiempo, siempre me han tratado bastante bien en el recinto (gran parte del staff me sigue felicitando por mi cumpleaños cada vez que me aparezco). Así, fue una noche más en BlackOut de buenas risas con gente buena.

Al cabo de un rato, me retiré con el buen tipo del auto increíble, responsable de mis carcajadas más grandes. Caminamos por las calles, casi nos atropellan, recibimos gritos en japonés, nos persiguió un homeless, y fuimos por tacos al borrego viudo. Una noche de viernes común y corriente en la vida de ambos.

Pasadas las horas ya bien asentado el sábado, fui invitada a un evento que sonaba sumamente atractivo. Me arreglé como pocas veces y partí por Jack y Will. Durante el trayecto llegué a una conclusión (sé que es una contradicción enorme con el post anterior del reglamento, pero sólo se vive una vez), hay que pre copear con chupe bonito que te ponga de buenas y en verdad te guste. En mi caso, vodka cranberry con 7upH2O y vino Rosa Concha y Toro. Bebimos frescamente abordo de Chococat en medio de diálogos dignos del Emmy, vasos desechables y Dancing Queen de fondo musical (si, tengo una fijación, supérenlo).

Finalmente arribamos a una escala de nuestro destino final. Acabamos en the core of cool del Centro Histórico. El lugarcito elegido es un foro que funciona para conciertos, noches de i-pod, pasarelas, presentaciones de arte y demás eventos buena onda. La estructura es bonita y vieja, los baños razonablemente limpios, y el público sumamente variado. Perdió un poco de su charm "underground", pero a mi me gusta ir.

El motivo fue la despedida de las Mormis. Se nos escapan a Barcelona a hacerla de arquitecta y diseñadora, y las vamos a extrañar demasiado. El plus fue un conciertillo de Elan, ("leave before midnight"...ring any bells?) la chica rubia de Guadalajara que canta en inglés y lleva lentes oscuros a todos lados. Pasagüero pintaba bien por el momento.

Fue el reencuentro que había evitado muchas veces. Tenía que pasar. Ver a personajes de la temporada pasada me daba miedo. Afortunadamente no tenía de que asustarme, me recibieron con los brazos abiertos. Hicieron a mi pancita sonreir y la pasé re bien.

Pasadas las horas, después de un aparatoso incidente buscando robarse el spotlight, la gente decidió que se retiraba, así que Jack, Will y Grace (meaning me) finalmente partimos al eventillo prometido. Una fiesta de tres mujeres desconocidas para mi, pero celebridades underground urbanas para muchos.

El escenario fue el lobby del Hotel Virreyes. Very Cool. Los interiores retro iban a juego con la gente chic. Música electrónica de esa que sabes que está pero no se impone, nada más acompaña y provee fondo auditivo. Por todos lados pequeños grupos de gente que platica de lo mismo, en una pose tan ensayadamente relajada que da miedo. Aún con todo, yo andaba de buenas comiéndome con los ojos la luz y los colores. Tomando fotos al elevador y abrazando desconocidos por bostezar. Mi compañía aparentemente no estaba tan contenta y tal vez por la malacopa de Jack, por mi disposición de complacer o por la desesperación de Will, nos despedimos al poco rato.

Acabamos de vuelta en Cheers. Yes, again. Sin elaborar de más, pasé mucha angustia y pleitos. La comitiva se separó y el panorama ha cambiado mucho. En las acciones más idiotas, la gente se pone en evidencia. Que decepcionante es la decepción. Ni modo.

Las llamadas trágicas terminaron y Will y Grace se consiguieron otra fiestita. De regreso al sur de la ciudad y directito a San Jerónimo a la casa de un Perro tonto. Alguna vez lo dijo una de las Mormis, "la mejor manera de conocer gente nueva es andar pedo. Cuando la gente anda peda es más chida." Sin duda, lo corroboré en el petit commité que me recibió esa noche. Hasta acabé brindando con los personajes más inusitados.

No nos quedamos mucho tiempo dada la hora y el sueño de Will (a.k.a. Lindsay for further posts). Llevé a mi acompañante a su hogar y me retiré al mío. La noche acabó bonito. Las llamadas en la cama a altas horas de la madrugada son el mejor remedio a cualquier mal. Try it.

Un beso grande.
Bye.

"El punto de intentarlo es no perder nada y ganar mucho"-Leslie

P.S. Les dejo los datos de mis paradas del Magical Mistery Tour, en una de esas se dan una vueltita.

Where everybody knows your name:
BlackOut .
Amberes 11, Zona Rosa
The Core of Cool:
Pasagüero .
Motolinia 33, Centro Histórico.
www.myspace.com/pasaguero
The Place to be:
Hotel Virreyes
Izazaga y Eje Central. Centro Histórico.

4 comentarios:

  1. jajaja Cecita me encanta leer lo q escribes!!! yo ya puse ahi un FAQ de mi viaje, por si tienes alguna pregunta :P:P ah si y hay una cita tuya jajaja

    ResponderEliminar
  2. wow que buen fin, AMO black out, debo irme como ya por allá y nos vamos de fiesta por ahí!! un besooo

    ResponderEliminar