26 de marzo de 2010

Siblings.


Mi hermano cumple 19 años en unos días. Acaba la prepa próximamente y va a presentarse por segunda ocasión en el examen del Colmex. Le viene una nueva vida que ni se espera, y lo que más quiere en el mundo es entrar a la mentada escuela.

La cosa es que independientemente de las grandezas del Colmex que todo el mundo conoce, Luis En ha querido estudiar ahí desde hace unos tres años y se ha preparado para ello desde entonces. Leyendo TODO texto dentro y fuera de mi casa, hablando con alumnos, gente que presentó el exámen y yendo a pláticas infinitas. Nunca lo había visto tan clavado, tan emocionado y tan nervioso como la semana pasada. Y ahora trae una carita expectante, contenta y aterrada por que viene la segunda ronda. Y obviamente le da culo pero le da emoción ver el primer día de escuela más cerca.

Y es que si. Mi hermanito pertenece a esa escuela y esa escuela le pertenece. Y se merece tener lo que tanto quiere por miles de razones. Es uno de los tipos más increíbles que hay en la tierra. Porque es guapo, inteligente y chistoso (por supuesto) pero es un hombrecito bien complejo y bien intenso y bien letrado. Devora libros y revistas y de todo. Me roba películas de las pretenciosísimas que me gustan y luego se pasa una semana haciendo maratón de Disney en VHS encerrado en su cuarto. Pinta y hace escultura y cosas bien chidas. Y ama los sombreros, tiene un chingo y se los pone TODOS.
Se pone unas pedas del terror y es el borracho más adorable que existe porque es un gritón espantoso que a todo el mundo le cae bien. Cuando una chica lo trata mal le dice "loba" y se muere de la risa a tal grado que aquella le pide perdón por lo que seguramente ni hizo. Es el "hermano" de toda la ciudad.

Le dice a mi mamá Cecilia y a mi papá "mi compa" y los dos caen rendidos ante sus encantos. Es un gruñón de mierda y es absolutamente impredescible. Nunca tiene crédito. Y cuando lo tiene se lo gasta en llamadas larguísimas. Es un fashionista de closet y es un dandy en potencia. En las mañanas lee su periódico enfundado en su bata de Hugh Hefner y sus pantuflas de señor. Baja a desayunar y come un chingo a pesar del look.

Aunque pudo haber buscado la manera de librarse, va todos los sábados a marchar. Le caga, pero ya tiene amigos, desde luego. Uno de los mejores momentos de la semana es cuando llega a comer y todos lo esperamos con la crónica sabatina de los soldados. Como tiene pie plano, siempre llega de malas porque le duele la espalda, pero sé que deep down agradece la experiencia de vida y está orgulloso de no ser un fresoidete más que libró el servicio militar.

Todas esas personas son mi hermano. Mi hombre favorito. El que parece más mi hermano mayor que el chico. Que me cuida y me regaña y me pone en mi lugar, pero me pide consejo, me admira y me adora sobre todas las cosas. Mándenle buena onda pa' que la próxima entrada sea una foto súper incómoda del primer día en el Colmex.

Happy birthday baby. Adelantado, porque tu y yo odiamos la espera.

Pausa.

Esta es mi entrada no. 142, ha pasado un montón de tiempo desde que este blog existe y sin embargo, las entradas no llegan a las 150. Y es que tal vez son pocas porque son lo suficientemente reveladoras o tal vez son demasiadas para lo que esta mujercita tiene que decir. Eso lo juzga usted querido lector.

Viendo para atrás La Seductra.com ha cumplido con el cometido de ser un diario en linea. Sumamente privado y a la par sumamente codificado e impersonal. Que afortunadamente algunos han disfrutado y otros han apedreado con igual pasión. Finalmente que un texto inspire reacciones pasionales es siempre bueno. Es como decía mi abuela "aunque hablen mal, mejor que hablen de ti a que no hablen" ¿no?

Sea lo que sea La Seductra es testigo de la vida de éste intento de escritora. La que ha pasado por querer ser cineasta, documentarista, guionista, directora de arte, creativa de publicidad y que ha sido un poco de todas ellas y ninguna. La que se ha enamorado, ha amado, ha llorado, reído, viajado y pasado por los más extremos e intensos estados de ánimo en lapsos bien cortos y bien largos y bien a la mitad.

Ahora está en un ciclo nuevo y está contenta y esperando. Y chambeando mientras espera. Ya está "más grande" y no está tan loca. Y es menos aburrida que antes. O al menos eso siente. Porque sabe cosas nuevas y le gusta aprenderlas. Ahora pretende ayudarse en lugar de perjudicarse and she's not only happy when it rains.

Ojalá siga así. Avísenle si la caga. Se les agradecerá enormemente.

18 de marzo de 2010

Me caigo bien cuando


me llega una invitación a votar por un random en un concurso en internet. Decido darle click al link del mensaje. Dentro del sitio, me distraigo con Plutarco Haza en el video que te explica la mecánica del juego. Cuando termina veo que son tres participantes, dos chicos y una chica y ella no tiene tantos votos como ellos, va en tercer lugar. No me molesto por ver su trabajo (por el cual la gente juzga y vota por alguno de los tres). Sólo voto por ella porque es chica.

bailo y canto enfrente del espejo antes de salir del baño en todas las fiestas. Aunque haya una fila larguísima y eso.

me preguntan: "Tell me something about yourself" y yo contesto: "I don't like anybody". Y desde luego, es cierto.

voy de un lado a otro por la escuela brincando o corriendo sin tener prisa. Just because.

me río durísimo en una sala silenciosa porque me llega algo al celular. O alguien se cae. O alguien es demasiado feo para ser verdad.

tarareo sin darme cuenta cosas como: "en el mar, la vida es más sabrosa, en el mar te quiero mucho más..." o "y ahooora, despierta la mujer que en mi dormía, y poco a poco se muere la niña.." en la fila del banco, del súper, del vips...

uso dichos en cualquier tipo de conversación.

le digo perro a todos mis animales (y amigos). O bien "de perro". O quiti, kiti, pusty, pistina, kiriku, etc, etc, etc. Yuju!

lloro en las películas.

me quejo como viejito viendo la tele cuando no hay nadie conmigo. Le grito al aparato y todo.

eructo gigante después de comer y me muero de la risa.

me da hipo por reírme y me da risa tener hipo. Se convierte en un círculo vicioso de risas locas.

me compro un esquite y es el highlight de mi día.

estoy contigo. Gracias.

12 de marzo de 2010

Simil

Si busca uno el nombre de La Seductra en Facebook va a encontrarse con varias opciones a elegir. Algunos me conocen ya (muchos de los que leen este blog) pero si no, lo reto a descubrir cuál de las siguientes fotografías corresponde a la verdadera chica detrás de las teclas.

Las mujeres que verán a continuación provienen de distintas partes del planeta. Desde Costa Rica hasta California, Argentina y varias mexicanas. Algunas son estudiantes, otras profesionistas. Muchas solteras y algunas en una relación, pero ninguna casada. Todas tienen el pelo oscuro, y la sonrisa grande al igual que los ojos. Varían en pesos, pero más o menos obedecen todas a una misma escala. A muchas les gusta la playa y recientemente fueron de vacaciones, otras están estresadas por la escuela y varias están muy enamoradas (o al menos eso quieren que sepan sus contactos).

Yo soy de pelo oscuro y ojos grandes igual que la sonrisa. Me gusta la playa y recientemente (más o menos) estuve de vacaciones. No estoy casada y mi peso varía al igual que el stress. Estudio y trabajo, yes I do. Ahora si, guess who.





Chale. Qué nombre más genérico compartimos.

8 de marzo de 2010

Too much.


Recientemente fui a un antro más freson de lo acostumbrado. La verdad es que desde hace mucho tiempo voy más a fiestas y conciertos que a locales nocturnos. Como no estoy de acuerdo con la hora en que cierran ni con el precio del consumo alcohólico, prefiero las versiones de diversión antes mencionadas. Por eso se me había olvidado el ritual tan especial que implica la visita a cualquiera de ellos.

Pero ésta vez me invitó un adorado y viejo amigo, que si bien no coincide conmigo en cómo divertirse, sin lo hace en cuánto nos divertimos juntos. Fui a Don Quintín de la Condesa. Aunque la zona definitivamente ya no es lo que alguna vez fue, le tuve buena fé, y la verdad es que la compañía fue tan grata que pasé una excelente noche.

Sin embargo, hubo un episodio que no fue tan bueno. Nada bueno. Y que me ha puesto más de malas con los mierderos empresarios dueños de antros que nunca antes. Llegaron fabulosos amigos míos a alcanzarnos en la fiesta. Y uno de ellos no pudo pasar. Por que lo ves a un kilómetro de distancia, es Miss Chihuahua gay y llevaba sus preciosos ojos maquillados.

Los socios dijeron que era "too much". Y no hubo cómo. Estaban incluso dispuestos (el resto de sus amigos) a pagar cover (don't even get me started on that) y el equipo de seguridad les negó el paso, porque aquellos dieron órdenes muy claras.

So much for “en este establecimiento no se discrimina por motivos de raza, religión, orientación
sexual, condición física o socioeconómica ni por ningún otro motivo”. Don Quintín Condesa (y seguro todos los otros Quintines de la ciudad) están rompiendo la Ley para establecimientos mercantiles del Distrito Federal establecida en enero del año pasado.
Fuckers.

Ciérrenles el changarro.
P.S. Además de todo pendejos. Es common knowledge que un hombre con maquillaje glamorosea cualquier escenario. Si no, pregúntenle a Boy George, David Bowie, Brian Molko, Lady Gaga....