10 de septiembre de 2007

Y que a la Seductra le pesan los años


And I don’t even care to shake these zipper blues
And we don’t know
Just where our bones will rest
To dust I guess
Forgotten and absorbed into the earth below


Tengo 22 años desde hace un mes y unos cuantos días. Emocionalmente desde Mayo. Dicen por ahí que las crisis de edad vienen con cada década y que la primera es a los 30. Que yo pase por algo similar a mencionado proceso es sin duda inusual, pero creo que no soy la única.

Cada vez que se acerca mi cumpleaños me impacta tener que de un día para el otro, comprenderme como una persona que ha pasado otro año. Dentro de las características que reconozco como propias, está por supuesto el número de años que llevo por el mundo, y que de pronto eso cambie me produce muchas cosas. Me confunde. Me gusta. Me pone a la expectativa, y si, me asusta.

Últimamente todo este asunto no deja de darme vueltas por la cabeza. Aunque la locura empezó en la primavera y continúo through the summer, ahora entrando en el otoño (que ironía) me resuena aún más. Puede ser, que la serie de eventos que han ocurrido en la nueva temporada sean los culpables. Las conclusiones son varias, atañen a diferentes aspectos, y no resuelven nada. Sólo son como son.

Para empezar, me cayó el veinte. I'm not a teenager anymore. Antes tenía DIEZ y seis, DIEZ y siete, DIEZ...ya no más. Ahora todo empieza con V. Desde hace un tiempo es así, pero ahora si en serio. En mi opinión los primeros dos años todavía hay chance. Estás chavito, y acabas de salir de la adolescencia, no importa, hay rezagos. Pero ahora, el chance se acabó. Con esa época de adolescente se fue una de las etapas (talvez acorde a tanta tele) de mayor intensidad y descubrimiento de la vida de cualquiera. La época del despertar, las aventuras, la locura y demás musts de juventud, se ha ido.

Asistí a una batalla de bandas en el Hard Rock. La concurrencia se componía en un gran porcentaje de gente de DIEZ y...Le pregunté a mi hermana espiritual que hizo el favor de acompañarme, si se nos notaba la edad. A lo que sin dejar de ver el escenario contestó: si.

De regreso a mi hogar, prendí la tele y apareció el video de Smashing Pumpkins- 1979 y definitivamente no me ayudó. Chicos de la edad de mis compañeros de concierto de unas horas antes hacen y deshacen en plena juventud. Cuando lo vi por primera vez a mediados de los noventa pensé: algún día. Ahora me pregunto ¿Me quedé con ganas de hacer algo? Damn. I hope not.

Billy Corgan y sus trinos me llevan a lo siguiente. Cuando los chicos del vidio cubrían un árbol con papel higiénico (al menos por sincronía de edades), conocí a mi primer amor. Ese que es el primero de todo y que se va a quedar contigo para siempre. Relaciones se irán y vendrán, pero ninguna como esa. Te haya roto el corazón o no, es un tatuaje. Y que maravilloso diseño por más bittersweet que sea.

Aquel personaje tenía 21 años entonces. Era grande, un adulto a mis ojos. Sus amigos, su familia y sus quehaceres eran de alguien interesante y maduro. Me enamoré mucho, como sólo un adolescente se puede enamorar. De eso no me arrepiento en lo más mínimo. Fue entonces cuando se definieron muchos aspectos de mi personalidad. Entre ellos, mi manera de querer. Que ahora para bien y para mal, con todo y risas, lloriqueos, dramas, y depresiones me gusta mucho. Es de mis rasgos preferidos. El chico era un muy buen recuerdo y un lugar importante en el departamento de mi corazón.

Hace poco anunció que se casa.

He's fucking getting fucking married man!

Si. Aunque debo admitir que la noticia no me ha caído tan mal. Lo quiero tanto, que si es feliz a mí me pone contenta. Ella es una buena chica seguramente y van a llevar una vida maravillosa. Pero me dio un golpazo de tiempo. Me reafirmé que ya no soy la chica de DIEZ y tantos, and that he's gone. Forever. Creo que no lo había entendido hasta ahora. El tiempo si pasó, el ya no tiene 21 años, es un hombre que se acerca a los treinta y decidió pasar el resto de su vida con alguien más. As expected claro, just not by me.

Pasado el shock y con invitación a la futura celebración (véase bodorrio), me puse a recordar. Creo que paso demasiado tiempo acordándome. ¿Pero quien no lo hace? Eso de vivir el ahora is a bunch of crap. No es posible en realidad. Vivimos nostalgeando, o igual yo soy una viejita loca que no tiene nada mejor que hacer.

Justine never knew the rules,
Hung down with the freaks and the ghouls
No apologies ever need be made,
I know you better than you fake it


He estado pensando últimamente en mis años mozos. La gente que conocí y quise. A quienes les confié mis "secretos", con quienes fingí ser alguien más y con quienes fui honesta. No se me olvidan las caras. Ni los buenos ratos, ni los malos tampoco. Algunos siguen conmigo y algunos no. Con algunos me he reencontrado, pero evidentemente las cosas no son iguales. Ellos creen que soy alguien que ya no soy, y hasta que lo veo en sus ojos me doy cuenta.

El único tema de conversación alrededor de mencionados rendez-vous es el pasado. Small talk de lo que hace cada quien al principio y si las cosas salen bien, risas y aclaraciones de lo que alguna vez fue. En el caso de éstas últimas, siempre me quedo pensando ¿Debo pedir perdón si la cagué? En realidad eso sería disculparte en el nombre de alguien más. Algo así como pedir perdón en representación de tu hermano, de tu amigo o de tu novi@. What's the point?

Mismo que me lleva a la mortificación a huevo. La cagué muchas veces. Hice daño, fui cabrona, dejé ir a gente importante y me envolví tanto en mi búsqueda de quien soy yo, o más bien quien quería ser que perdí muchas cosas. Aún con todo, la gente viene y va, y talvez siempre haya oportunidad de volver en tiempos convenientes.

Más bien lo que pienso es en mi hace varios años. En la little girl que cabrona o no tenía muchos sueños y veía en su novio de aquel entonces muchas posibilidades. Posibilidades de alcanzarlo, o más bien fantasías de como iba a ser cuando tuviera sus años. Desde como se iba a ver, hasta donde andaría, a donde habría viajado, a quienes habría conocido, lo que habría estudiado y en lo que habría trabajado. A los 22 iba a ser toda una super estrella (hasta famosa ¿porque no?). Ahora me doy cuenta que no tenía idea. It's been a hell of a ride, pero de ninguna manera como lo tenía planeado. Si pudiera volver el tiempo y decirle ¿Se desilusionaría? ¿Se enojaría conmigo? Who knows.

El próximo matrimonio de otro acquaintance resultó en tanto tormento. Hace ocho años el hermano de mi hermana espiritual (the groom to be) era tan soñador como yo ahora y antes. Después de escuchar sus planes profesionales y de vida en general hace tantos años en el comedor de Taxqueña, creo que estaría muy decepcionado de ver su vida ahora. No tiene nada que ver con sus grandes sueños animados.

Por esas épocas tenía otra hermana espiritual. Gracias a las hormonas, al choque de egos, o a la versión disturbed de Dawson's Creek región cuatro que vivimos, dejamos de ser amigas cuando las cosas apenas empezaban. Pasaron los años y creo que nos hemos perdonado. Platiqué con ella ayer, y aunque sería aventurado decir que fue como antes, me di cuenta que hay cosas que no se mueren. A la vez, ambas hicimos consciencia de como ha pasado el tiempo. Nos conocimos cuando la fecha todavía empezaba con 199...cuando todavía hacíamos trabajos en equipo y éramos más forever que nunca más. Todo empezó con Emma (the long lost sister) contándome que se le ha quedado un hábito que compartimos muchas veces en un salón de clases entre uniformes azules y tristeza.

Escribíamos lyrics de canciones en lugar de apuntes de biología. A la fecha ambas lo hacemos. Todos nuestros cuadernos están decorados con canciones. También escribimos un ensayo juntas. Dedicado por supuesto a Mr. John Lennon. No lo pude leer pero ella si, y dice que es tan intenso y soñador que da pena ajena. En sus palabras "para llorar".

Y para llorar es también en la mente femenina y nuestro lado banal inevitable, que los años físicos también se sienten. Ya no hay chance, y la edad se siente en la piel. Tus pretensiones de ponerte buenísima, tener piel hermosa y pelo perfecto más vale que empieces a cumplirlas. El tiempo vuela, y quieras o no you will NEVER be more beautiful than now. Disfruta y esfuérzate por tantos planes nocturnos de apariencia. It's now or never.

Así el tiempo ha pasado. Somos otras personas, pero a la vez somos siempre las mismas. The core of us all, si, como lo dijo Emma, es un lunar. O te toca o no. No vamos a cambiar. Creo que después de tanto pensar entiendo que no hay escape. No puedo anticiparme a lo que viene, y probablemente en ocho años piense en ahora y me mortifique igual de gravemente.

Sin embargo, la vida da muchas vueltas (comprobado) y lo mejor apenas empieza. A ponerse buena, a pedir perdón, a reconstruir, a empezar, a ser honesto, a soñar, a querer y a vivir. La vida no es perfecta y aunque es una gran ironía de sitcom, no es como las películas. Por lo menos no como las que te gustan culpablemente. Hay pequeñas escenas, sin duda, but it's not the whole story.

No me queda más que resignarme in a good way. Eso de escribir es buen sustituto de terapia (en lo que se puede pagar la de verdad). Que vengan los años y las muchas cosas buenas, malas, feas, bonitas e intermedias. A cantar y escribir los lyrics de hits malacopa de los 90. I wanna be forever young, por lo menos en espíritu.

And we don’t know just where our bones will rest
To dust I guess
Forgotten and absorbed into the earth below
The street heats the urgency of sound
As you can see there’s no one around

Un beso grande como los de siempre.
Bye.

“Por eso yo defiendo la belleza interior jajaja”- Deidre.
P.S. La Seductra goes on paper. Cómprense la Indie Rocks de Septiembre. Me han publicado unas cositas. Yeii!!

2 comentarios:

  1. No deberías leer esto...

    Retorcidamente maquiavélico. Entra y verás, ya me dirás como te funciona:
    http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf
    http://www.librosenred.com/masvendidos.asp

    ResponderEliminar
  2. Carolus: Me asustas.
    Me asusta envejecer rodeada de libros de autoayuda y palabrería estratégica.

    ResponderEliminar